Cómo rejuvenecer tu rostro

rejuvenecimiento facial

Muchas personas tienen problemas en la piel de la cara. Esto puede deberse a características fisiológicas o edad. Si tiene epidermis problemática, puede hacer una limpieza facial profunda. El peeling facial es un procedimiento cosmético que se utiliza para limpiar el tegumento del rostro con el fin de suavizar y rejuvenecer la piel.

Tipos de peeling

El peeling facial se divide en grupos según diferentes factores. Uno de los factores es la profundidad del impacto. Está directamente relacionado con la estructura de nuestra cubierta, ya que tiene una estructura multicapa, se distinguen los siguientes tipos de esta operación:

  • Superficie;
  • Medio;
  • Profundo.

El método superficial afecta el estrato córneo de la epidermis. Para realizar esta operación, no es necesario tener habilidades especiales, ya que no afecta a las células vivas y el proceso es absolutamente indoloro. El método del medio afecta las células vivas de la epidermis, así como la capa papilar de la epidermis. En algunos casos, puede resultar doloroso.

El método profundo afecta a todas las capas del caparazón hasta la mitad de la capa reticular. Para realizar una operación de este tipo, la esteticista debe tener un conocimiento profundo y ser extremadamente cuidadoso. Además, este procedimiento se divide en tipos según el método de exposición. Existen los siguientes tipos:

  • Mecánico;
  • Ultrasónico;
  • Químico;
  • Láser.

Pelar en casa

Se recomienda realizar el peeling en centros especializados, sin embargo, si lo deseas y posees la información necesaria, también se puede realizar en casa. Cualquier tipo de este procedimiento se basa en la eliminación de células. La primera vez después del procedimiento, el rostro será más susceptible a los factores ambientales, por lo que tendrás que evitar salir o protegerte el rostro de las inclemencias del tiempo (asegúrate de usar cremas SPF).

¿Con qué frecuencia se pela?

Como ya se mencionó, esta no es una acción única. Como regla general, para obtener el efecto deseado, deberá realizarse de cinco a siete veces. Para la dermis normal y grasa, la operación debe realizarse no más de una vez a la semana, para la dermis seca y más sensible, una vez cada dos semanas. Se recomienda realizar la operación antes de acostarse, ya que durante el sueño, el rostro no se verá afectado por factores ambientales, lo que le permitirá recuperarse lo más rápido posible.

Medios para el procedimiento

Al elegir productos para uso doméstico, debe prestar atención al elemento principal, los beta y alfa hidroxiácidos son los más adecuados. En términos de estructura, se trata principalmente de geles, mascarillas, lociones, cremas. Debes elegir un producto para tu tipo de piel.

Medidas de precaución

No puede usar productos de rejuvenecimiento en presencia de heridas frescas en la cara, estas pueden ser varias abrasiones, cortes, etc.